miércoles, 30 de enero de 2013

Obras de Gustave Courbet

En un primer momento, pinta el paisaje, especialmente los bosques de Fontainebleau y retratos, con algunos rasgos románticos. Pero a partir de 1849 es decididamente realista. Courbet es de hecho el «fundador» del realismo y se le atribuye la invención de dicho término.
Escoge temas y personajes de la realidad cotidiana, sin caer en el «pintoresquismo» o «folclorismo» decorativo. Su técnica es rigurosa con el pincel, con el pincel plano y con la espátula, pero su mayor innovación es la elección de temas costumbristas como motivos dignos de los grandes formatos, que hasta entonces se reservaban a «temas elevados»: religiosos, históricos, mitológicos y retratos de las clases altas. Reivindicaba la honestidad y capacidad de sacrificio del proletariado y afirmaba que el arte debía plasmar la realidad. En 1867 expone nuevamente en la Exposición Universal de París. Influye y aconseja a los primeros impresionistas4
Su naturalismo combativo es patente en sus desnudos femeninos, donde evita las texturas nacaradas e irreales tomadas de la escultura neoclásica. Plasma formas más carnales e incluso el vello corporal que habitualmente se omitía en los desnudos académicos. Ejemplo claro de ello es El origen del mundo.
Sus referencias son los maestros del pasado como Velázquez, Zurbarán o Rembrandt. Su realismo se convierte en modelo de expresión de muchos pintores, contribuyendo a enriquecer la obra de Cézanne.
  • L'embouchure de la Seine, 1841, Palais des Beaux-Arts de Lille
  • El hombre del perro negro, 1842, Petit Palais, París.
  • Retrato del artista, llamado El hombre de la pipa, 1849?, Museo Fabre, Montpellier.
  • Entierro en Ornans, 1850, conservada en el Museo de Orsay en París. Provocó un escándalo en el Salón de 1850, por el feísmo y vulgaridad de sus personajes. Se aplica un formato grande, académico, a una representación de un tema cotidiano: un entierro, en el que conviven burgueses y campesinos; el tratamiento es sobrio y sencillo. Su fuerte realismo, vinculado con las ideas socialistas, hacen de ella una pintura revolucionaria.
  • Los campesinos de Flagey volviendo de la feria, 1850, Museo de Bellas Artes de Besançon.
  • Las bañistas, 1853, M.º Fabre, Montpellier.
  • Les Bords de la mer à Palavas, 1854, Musée Malraux, Le Havre
  • Las cribadoras de trigo (Les Cribleuses de blé), 1854, Museo de Bellas Artes de Nantes.
  • ¡Buenos días, señor Courbet!, llamado El encuentro 1854, M.º Fabre, Montpellier.
  • El taller del pintor, llamado Alegoría real o El estudio 1855, Museo de Orsay, París. Es su cuadro más emblemático, considerado una alegoría real de su entorno político, artístico y cultural.
  • Cortesanas al borde del Sena o Las señoritas de las orillas del Sena, (1856), Petit Palais, París.
  • La Mer à Palavas, (1858), M.º Fabre, Montpellier
  • Le Chêne de Flagey, (1864), 90x110 cm., Museo de Arte Murauchi, Tokio
  • Las fuentes del Loue, (1864), Kunsthalle de Hamburgo.
  • Pierre-Joseph Proudhon et ses enfants (Retrato de Proudhon y sus hijos), (1865).
  • La Femme au perroquet, (1866), 129.5x195.5 cm., Metropolitan Museum of Art, Nueva York
  • L’Origine du monde, (1866). Famosísimo desnudo femenino. Largamente oculto, ingresó en el Musée d'Orsay de París y no se exhibió de manera continuada hasta fecha reciente.
  • La Trombe, (1866), 43x56 cm., Museo de Arte de Filadelphia, Filadelfia
  • El sueño, llamado también Las durmientes, o Pereza, o Las amigas, (1866), Petit Palais, París.
  • La remesa de corzos en el arroyo de Plaisir-Fontaine Doubs, (1866), Museo de Orsay, París.
  • Arroyo en Brème, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.
  • l'Hiver (1868), 61x81cm, colección privada, Francia.
  • La mujer de la ola, (1868), M.M., Nueva York.
  • La fuente, (1868), Museo de Orsay, París.
  • La vague, 1869, Musée Malraux, Le Havre
  • Mer calme, (1869), 59.7x73 cm., Metropolitan Museum of Art, New York
  • El mar tormentoso, (1870), Orsay, París.
  • Manzanas y granadas en una copa, (1871), National Gallery, Londres.
  • Autorretrato en Sainte-Pélagie, (1874), M. Courbet, Ornans.
  • Gran panorama de los Alpes, (1877), Museo de Arte, Cleveland.

EL ORIGEN DEL MUNDO

EL HOMBRE DEL PERRO NEGRO


EL SUEÑO









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada